Una Visión de la Estrella Oscura

 A Vision of the Dark Star

Ocasionalmente recibo correspondencia que hablan de sueños vívidos o visiones que pueden tener conexión con mi investigación de la Estrella Oscura. Los sueños son a menudo sentidos muy profundamente, causando en quién los experimenta una búsqueda de asuntos que jamás había considerado antes. Después de encontrar las ideas expresadas en la Teoría de la Estrella Oscura, quién los experimenta ha tenido el fuerte movimiento de transcribir esas visiones o sueños, y preguntarme por ellas. Lo que sigue es una de esas experiencias, que en realidad tiene la forma de una cantidad de visiones y sueños durante un largo período de tiempo, de un objeto celeste que parece relacionado con una estrella sub-enana café que viene, o el radiante cuerpo de Nibiru. Aquí, en sus propias palabras, está la historia de Leigh:

 

Hola, Andy

Con todo interés en las cosas de Nibiru he decidido compartir aquí las experiencias que tuve como niño. Es posible que otros hayan tenido algo similar…

No estoy seguro exactamente cuando pero estimo que entre los 9-10 años de edad – tengo ahora cerca de 40, la visión me vino varias veces en el curso de varios meses – no estoy seguro de cuántas veces ni por cuanto tiempo – quizá en el plazo de unos pocos meses.

Acostado en cama en la noche para dormir – no estaba dormido, y esto no fue un sueño, estoy seguro. Hubo un sentimiento  ‘físico’ de esta experiencia y estaba de alguna manera en un estado de conciencia despierta – quizá algo semidormido. Me encontraría a mi mismo (viendo desde la visión de 1ª persona) suspendido en el espacio sobre la Tierra – podía ver con claridad la tierra por debajo – alrededor de un tercio de la curvatura/circunferencia por así decirlo.

Por delante y ligeramente encima de mí, había una enorme masa esférica ‘rodando’ hacia mí igual que una pelota en el suelo. La masa era café oscura o negra y ligeramente brillante en algunos sitios con un rojo – la superficie parecía muy áspera pero uniforme. Hubo sentimientos y mensajes mentales que acompañaron a la visión. El sentimiento era que este objeto siendo de una densidad inimaginable – un sentimiento muy opresivo – me hizo sentir asustado. El mensaje que ‘sentí’ fue que esto era una advertencia y se refería a algo del futuro.

Otra parte importante de esta visión fue que a la derecha y a la distancia al medio del espacio siempre vi lo que parecía ser dos explosiones atómicas mostradas como la típica apariencia de ‘nube de hongo.’ El mensaje aquí era “Pueden impedir los pequeños, pero este (la masa rodante) de ninguna manera puede ser detenida.” He llegado a pensar que quizá había objetos más pequeños que estaban siendo destruidos por bombas – por eso esa parte del mensaje. La visión terminaba ahí conmigo volviendo al estado ‘normal’ de conciencia, sintiendo algo de pánico y confundido de lo que me estaba ocurriendo.

Una vez, incluso me tuve que parar y decir a mamá que algo estaba tratando de aplastarme – como es de esperar ella me consoló y aseguró señalando el techo del dormitorio diciendo “mira, no hay nada.” Recuerdo haberme sentido muy frustrado con eso – sabiendo que ella no entendía lo que estaba sucediendo y sabiendo que me era imposible explicar lo que estaba experimentando. Nunca vi más allá de este punto en la visión, de modo que no tengo idea de donde la inmensa y densa bola de ‘roca de fuego’ terminaba por llegar.

Estas visiones terminaron y después de algún tiempo – de nuevo, no estoy seguro el largo- - comencé a tener sueños recurrentes. Estoy seguro que eran sueños porque se sentían de esa manera. He experimentado sueños vívidos regulares a lo largo de mi existencia y usualmente recuerdo mis sueños al despertar.

En estos sueños recurrentes me sentía como imaginaba que sería el infierno. Estaba en la superficie de la Tierra en un lugar  ‘azaroso’ fuera en un barrio que no reconocía. El cielo se ‘estaba cayendo’. Una chimenea de delgadas nubes negras del tamaño de balones de fútbol – quizá más grandes – caían desde las nubes y bombardeaban la Tierra. Justo al frente mío había una elevada reja de paneles de madera – demasiado alta para dejarme ver al otro lado, y se estiraba hasta donde podía ver. Sentía en este sueño que debía quedarme del lado de la verja en que estaba y alejarme rápido y todo estaría bien…

Los sueños duraron un tiempo y como las visiones, me dejaron de nuevo – qui´za por espacio de un año.

Otro asunto extraño acerca de esto – cuando tenía 21 y estaba en un local nocturno y había recién comenzado a beber mi primer jarro de cerveza. Un compañero de clase, al que no había visto en 5 años, llegó e intercambiamos cosas diversas durante un minuto (no éramos amigos cercanos y nunca había comentado mis experiencias con nadie, excepto cuando le dije a mamá lo que había sentido una noche). Después que terminamos el parloteo habitual, comenzó súbitamente a describirme ‘algo que había estado sintiendo’ – ¡no puedo recordar las palabras exactas, pero comenzó a describir casi exactamente lo que acabo de describir de la masa rodante! Me miró levemente y dijo ¿Qué será todo eso?, ¡y se fue sin siquiera decir adiós!

Me pregunté si eso en realidad había ocurrido y pensé – debo observar más detenidamente el significado de esto, pero al estar más concernido en los asuntos de la juventud lo dejé ir. Fue hace sólo un par de años cuando comencé a mirar en la Web acerca de avistamientos OVNIs, etc, que di con videos del PlanetaX/Nibiru etc…  cuando encontré por primera vez estos videos e investigaciones, de nuevo me quedé con la boca abierta y sin palabras: ¡“Seguro que no, no puede ser”¡ fueron mis primeros pensamientos. He recordado estas profundas experiencias desde que ocurrieron y puedo invocar los mismos sentimientos opresivos si me concentro.

Parece que algo imoertante va a ocurrir y pienso que debería compartir mi experiencia aquí porque parece haber algún parecido con lo que se investiga.

Gracias,

 

Reproduced here with kind permission


Andy Lloyd, author of 'The Dark Star' (2005), 'Ezekiel One' (2009) and 'The Followers of Horus' (2010)

andy-lloyd@hotmail.com 30/6/2011