Los Tsunamis y el Diluvio

  Tsunamis and The Flood

Tsunami e il Diluvio

La humanidad tiene una propensión asombrosa para auto-inflingirse heridas, pero nuestro apetito por la destrucción a veces palidece ante la clase de desastres desatados por la Naturaleza. Mi corazón casi se escapa de su sitio al ver tanta muerte causada por el terremoto 8.9 del Boxing Day, 2004, en el Océano Indico, y otro aterrorizante terremoto 8.9 fuera de la costa noreste de Japón, el 11 de Marzo del 2011. Si bien la muerte de todos ellos es abismante, el dolor de los vivos es algo difícil de imaginar.

Sin embargo la causa de esta tragedia es también un recordatorio de la fragilidad de nuestra vida en este planeta, y de cuán cerca nos hallamos todos de un potencial desastre. Por décadas los Catastrofistas han argüido el asunto que han ocurrido repetidas devastaciones en nuestro mundo en épocas prehistóricas. Que nuestra salida de las cuevas a la civilización puede no haber sido la suave y relativamente reciente transición mencionada en los textos de historia.

Muchos se han preguntado si acaso nuestro progreso ha sido gradual, o más recurrente en “detención/inicio” como a saltos; que nuestros predecesores humanos han caído víctimas de repetidos desastres naturales que han afectado a nuestro planeta y su medio ambiente.

Este último desastre afectó áreas costeras periféricas al epicentro del terremoto sub-oceánico. Un colapso de la cama marina causó un efecto de onda en el Océano Índico que culminó en olas de 10 metros en aguas poco profundas; estas olas entonces explotaron en islas y áreas costeras generando devastación. Parece difícil imaginar un escenario peor.         Sin embargo, eventos similares en la historia han sido tsunamis sustancialmente mayores, que han culminado en el desplazamiento de aguas oceánicas profundas hacia terrenos “secos”.

Es un hecho que los asentamientos humanos han preferido las áreas costeras para ser instalados. Estas áreas son más ricas en tierras feraces y vida natural, y por lo general su clima es menos extremoso que la mayoría de la tierra adentro, continental. Pero el riesgo agregado a la fracción sustancial de la población humana que vive cerca de las áreas costeras radica en que el mar puede cualquier día desatar una devastación que los afecta a todos.

Muchos se han preguntado: ¿es posible que un desastre mundial haya sido causado por un tsunami global? Debió haber sido una ola muy grande, sin duda, originada por una devastadora catástrofe en aguas oceánicas. No sólo eso, sino que el epicentro de tal suceso debió haber sido de tal manera que la ola fuera capaz de acceder a todos los océanos y mares sin que las masas terrestres causaran una pérdida de su momemtum. Esto sólo pudo haber tenido lugar, entonces, si el epicentro estuvo en los Océanos del Sur, cerca de la Antártica.

Y la fuente más probable de tal evento sería la caída de un cometa en el océano.

Los trágicos sucesos ocurridos hace poco, subrayan la catástrofe potencial que enfrentamos, todos. Hay muchos, muchos mitos diluvianos alrededor del globo. El relato bíblico de Noé no es sólo una historia popular en Levante, sino una cuyo relato cubrió el mundo antiguo. Pero los académicos parecen poco decididos a dar creencia a la idea que una catástrofe de orden mundial de esta naturaleza pueda haber ocurrido en tiempos prehistóricos, derivando en la extinción de muchas especies.  Sin embargo es un mito muy común en culturas tan separadas, que seguramente hay algo de verdad en ello. Los académicos alegan que tal evento no podría haber ocurrido alrededor de todo el planeta sin dejar huellas de su paso. Sin embargo, es la naturaleza tan súbita del flujo lo que dejó pocas huellas de la devastación perdurables en el tiempo. El daño fue literalmente lavado, o enterrado bajo capas de caos.

El período hacia fines de la última Era del Hielo parece un tiempo particularmente factible para que tal suceso tuviera lugar. La población humana debió haber estado viviendo en una relativamente pequeña banda de tierra habitable alrededor del planeta, presionada por los hielos polares. Si un cometa golpeó el océano cerca de la Antártica, desatando una gran turbulencia en los océanos mundiales, entonces muchas, muchas tierras bajas alrededor del globo debieron haber sido devastadas por tsunamis masivos. De hecho, debió haber sido un evento de extinción para muchas especies de mamíferos mayores, y debe haber gatillado la súbita mezcla de desecho de 50 años. La evidencia de tal catástrofe existe, y está bien documentada por muchos autores.

Tomaría un libro completo cubrir la extensión de anomalías conocidas que apuntan en esta dirección, y muchas han sido ya escritas.

Por lo demás, es un hecho que algunos de estos mitos diluvianos describen importantes apariciones celestiales de estrellas inusuales y similares.

La observación de 7 estrellas es uno de ellos, que puede describir una serie de secciones cometarias (similar quizá, al Shoemaker-Levy 9), proveyendo así a los habitantes de la Tierra de la destrucción venidera, y entonces algunos pudieron tomar precauciones...

Las siete estrellas también pueden haber indicado un fenómeno más extraño; la reaparición de Nibiru. El perihelio de la Estrella Oscura pudo irrumpir con un grupo de objetos cayendo a Tierra.

Pero debemos ser cautos con estos planteamientos; si la Tierra fue sujeta a un golpeteo regular en este sentido, deberíamos esperar que la superficie lunar estuviera marcada por cráteres relativamente jóvenes. Sin embargo su superficie muestra por lo general cicatrices viejas. Los golpes cometarios son extraños, aun si fuesen causados por causas externas como Nibiru.

Sitchin plantea que un tsunami global puede haber sido generado debido a que la capa de hielo antártica se hizo inestable con el tiempo y se dejó caer en el mar de forma catastrófica.  Quizá hay algo de verdad en esto; posiblemente en la forma de una reacción en cadena del Bloque de Hielo al romperse y colapsar el glaciar. Pero la caída de un cometa me parece algo más realista.

'Atlantis' by Gerald HargreavesOtros especulan en relación al Continente Perdido de la Atlántida. ¿Podría una catástrofe como esa causar la destrucción de un continente completo? Parece poco probable dada la falta de evidencia de tal masa de tierra hundida en el océano atlántico mismo. Pero es dable imaginar cómo los mitos acerca de la Atlántida pueden haber derivado de la misma fuente de aquellos del Diluvio; que una civilización completa pudo haber sido borrada del mapa por una tremenda e inmisericorde caída de agua.

De cualquier forma, la destrucción del Sudeste Asiático muestra lo que puede acontecer cuando un gran terremoto ocurre fuera, en el mar, y cuán frágiles resultan las comunidades costeras cuando enfrentan las consecuencias.

Nuestra especie como un todo no está en peligro de extinción por un evento así debido a que estamos esparcidos por toda la superficie planetaria. Pero no siempre fue así.

Si nos visualizamos viviendo más apretadamente en las tierras bajas de climas clementes durante una Era de Hielo, e imaginamos una catástrofe mucho más grande desatada por la Naturaleza, en ese entonces la población terráquea era mucho más vulnerable. Los sobrevivientes montañeses recordarían tal evento a través de tradiciones orales por muchas, muchas generaciones.

Me pregunto ¿por cuánto tiempo nuestra civilización tan proclive a la amnesia recordará esta última catástrofe, para aprender de ella?

 

Actualización: El Impacto de  Eltanin 2.15 millones de años atrás

Hace 2.15 millones de años un asteroide mayor que un lm de diámetro,  cayó al Sur-Este del Océano Pacífico. Los científicos han podido llegar a esta conclusión a partir de la evidencia del piso del océano que muestra un daño en cientos de kilómetros cuadrados (1, 2, 3). El devastador impacto genró un tsunami masivo que, apenas  5 horas después tenía 70 metros de altura. Ver mapa a la izquierda. En ese tiempo ya había viajado más de 2000 km.

Se movió desde el punto a la velocidad de una nave aérea sobre los océanos Pacífico y Atlántico Sur, devastando zonas costeras desde Australia y Asia hasta el sur-oeste de África.

En el Reino Unido, una oficina del gobierno elaboró un ‘Reporte de la Fuerza de Trabajo sobre Objetos Cercanos Potencialmente Peligrosos’ (Centro Espacial Nacional Británico, Sept. 2000) en el que se menciona en relación a los peligros de tsunamis:

"La evidencia de los efectos de grandes tsunamis, en términos de desplazar rocas, se encuentra ampliamente, siendo el ejemplo más extremo en Hawai donde un coral sin consolidar se halla 326 metros sobre el nivel del mar. Los impactos de asteroides pueden generar tsunamis más grandes que los asociados con el terremoto de 1960 (en Chile, el cual produjo un tsunami que mató 114 personas en Japón), y pueden ocurrir en cualquier parte oceánica. El Tsunami del impacto Chicxulub depositó mucho material en una amplia zona tierra adentro; el reconocimiento de tales depósitos en Haiti, Tejas y Florida ayudó a confirmar la naturaleza y ubicación del evento. El tsunami generado por el impacto de Eltanin hace unos 2 millones de años se muestra en estos dos mapas.”

“Los objetos que son pequeños, o pequeños fragmentos de objetos más grandes que se rompen en la atmósfera, por lo general no alcanzan la superficie terráquea. Pero para objetos del rango entre 200 a 1000 metros, los tsunamis pueden ser la más devastadora consecuencia del impacto, porque la mayoría de la población terrestre viven cerca de la costa.” (4)

La ubicación general de las poblaciones humanas en las regiones costeras no es particularmente un fenómeno reciente. Una de las sorpresivas historia emergentes del terorífico tsunami del 26 de Diciembre del 2005 fue la reacción a él de una tribu incivilizada de cazadores-recolectores habitantes de la isla North Sentinel, entre las islas Andaman. La tribu completa de 500 persdonas sobrevivió al tsunami por haber evacuado la costa de inmediato apenas ocurrió el terremoto inicial. Como relata Madhusree Mukerjee, un investigador y autor que trabaja entre los andamaneses:

"Nuestros antepasados nos dijeron-explicó un tribeño-que cuando la tierra tiembla, la mar se levantará sobre la tierra. Ellos decían que debíamos correr a las colinas o subirnos a un bote e ir muy már adentro.” Los andamaneses tuvieron menos de una hora, así que mientras la gente ‘civilizada’ esperaba en los teléfonos celulares una advertencia de tsunami que nunca llegó, aquellos en la Edad de Piedra tomaron a sus niños, canastos y todo lo demás y partieron corriendo a las colinas.” (5)  

Esta notable historia señala la importancia de las tradiciones trasmitidas oralmente y las enseñanzas en cualquier cultura, y bien puede ser extrapolada tambié a las sociedades antiguas. Los tsunamis son ejemplos de raros fenómenos catastróficos, y aún así la sociedad tribal mantiene la adevertencia de las consecuencias directas que siguen a un terremoto. Las culturas antiguas alrededor del globo tienen enseñanzas similares en relación al Diluvio. ¿ Entonces por qué no se deja de tratar esto como una leyenda fabulosa sin un sitio establecido en la historia, o prehistórico? Por ignorar el siempre presente peligro del catastrofismo nuestra moderna sociedad, mediante su esceptiscismo fuera de lugar, ha dado tontamente la espalda a la sabiduría que viene del pasado.

 

La Conexión Venus -Tsunami

Pavel Smutney es un investigador de Eslovaquia del  Planeta X researcher from Slovakia. Ha propuesto que le alineamiento planetario, en especial la conjunción de Venus y el sol, tiene un efecto sobre el ambiente de la Tierra mayor del previamente sospechado. Ha comparado los tránsitos de Venus y ha encontrado una correlación con grandes actividades sísmicas/volcánicas. Se da in interludio de 6 meses entre le tránsito de Venus y los grandes terremotos, volcanes y/o tsunamis.

Los tránsitos de Venus son poco comunes, y tienden a ocurri en pares (6). El actual par ocurrió durante el 2004 y 2012. El par previo ocurrió en 1874 y 1882, de ahí a 1761 y 1769, y así hacia atrás en la historia. Venus es nuestro vecino más cercano, y durante este tránsito, o conjunción con el sol, se halla a sólo 26 millones de millas (unos 42 millones de kilómetros) de la Tierra. Presento aquí una versión editada de la explicación de Pavel acerca de su teoría:

"El terremoto ocurrido el 26/12/2004 tiene un enlace muy cercano con el tránsito de Venus del 8/6/2004. La Tierra, Venus y el Sol estuvieron en una l´çinea, y además esta línea apuntó hacia las constelaciones Tauro, Orión y Gemini, de donde proviene el principal tirón gravitacional del espacio, las estrellas más cercanas, y las nebulosas.

“El eje de la Tierra está inclinado hacia estas constelaciones durante la era actual, y durante ese tiempo también estaban agrupados los planetas interiores. Adicionalmente, la Luna (fines de primavera, inicioa de verano) estaba en su posición más alta en el cielo, de modo que su fuerza de marea fueron más poderosas. Dutante el terremoto y tsunami de Indonesia Venus estuvo de nuevo en idéntica posición 7 meses antes.

"Hubo una catástrofe similar el 26/8/1883, que opcurrió menos de 9 meses después que Venus transitó el 6/12/1882, cuando explotó el Krakatoa, acompañado por terremotos y tsumani que mató a 10.000 personas.”

“¡Tal similar súper catástrofe había ocurrido en el 416 d.C., de acuerdo a mis cálculosm dentro de un año de un tránsito venusino!
"Such similar super catastrophe had happened in 416A.D. Again, according my calculations, within 1 year of a Venus transit!

"El siguiente tránsito será el 6/6/ 2012. ¿Qué ocurrirá entonces?

“Mis cálculos están basados en factores como el mapa Senmut, el corrimiento de los polos magnéticos, la subida acelerada de los niveles del mar, y la configuración de la posición planetaria en sus órbitas (debería haber un perihelio del Planeta X también el 2012), y el calendario maya habla también de un cataclismo global el 2012. En mis páginas web he planteado que Venus influencia signifcativamente la altura de las mareas, las cuales son causadas principallmente por el sol y la Luna. Esto también fue comprobado por científicos chinos después de medir sus grandes ríos. Si uno mira los registros de las mareas de varios lugares del hemisferio norte en los últimos años los datos revelan un patrón similar.”  (7)
 

Testa es una idea interesante, aunque necesita más datos. Hubo otros desastres registrados dentro de los 6 meses de un tránsito histórico de Venus. En 1882, equipos científicos alemanes y franceses puestos por el Observatorio Naval de U.S. para observar el tránsito de Venus, “registraron una extraña oscilación – le onda de choque causada por la explosión del Krakatoa en indonesia (6). ¿Hay una conexión? ¿Podemos entonces esperar problemas el 2012 cuando Venus de nuevo se alinee con el Sol?

 

Written by Andy Lloyd, author of 'The Dark Star' (2005), 'Ezekiel One' (2009) and 'The Followers of Horus' (2010)

28 de Diciembre 2004, and updated 24th March, 30th June 2005 & 12th March 2011

Translated by Enrique Pérez Porter  ventodoceu@hotmail.com

References

1) R. Grieve in Ann NY Acad Sci, vol 822, p338, 1997; Kyte et al "New evidence on the size and possible effects of a late Pliocene oceanic impact", Science, 241, 63-65, 1998

2)  S. Ward & E Asphaug "Asteroid Impact Tsunami - A Probabilistic Hazard Assessment", submitted to Icarus 2000

3) S. Ward & E. Asphaug "Impact Tsunami - Eltanin", submitted to Deep Sea Research - Oceanic Impacts, 2000

4) U.K Government "Report of the Task Force on Potentially Hazardous Near Earth Objects", p18, British National Space Centre, September 2000

5) M. Mukerjee "The Scarred Earth" Scientific American 292, No. 3, p8-10, March 2005

6) T. Radford "It is 6.19am, a black spot transits the Sun...and Venus lovers are in heaven" The Guardian 5th June 2005, p13

7) Correspondence from Pavel Smutný, June 2005, http://mujweb.cz/Kultura/nibirusenmut/ 

 

Dark Star Theory in Spanish